Venue One: introducción a “Speedy Markets”

Las predicciones basadas en pools, también conocidas como pools de apuestas mutuas, son un tipo distinto de mercado de predicción. Tomando una posición frente a otros jugadores que también han tenido una opinión sobre el mismo evento, no frente a una contraparte centralizada que establece probabilidades. Tampoco hay proveedores de liquidez. Todas las predicciones se combinan en un pool, y aquellos que toman la decisión ganadora dividen el pool proporcionalmente al tamaño de su posición inicial.

Cómo funcionan este tipo de apuestas

La “casa” retiene una pequeña porción del fondo total, en nuestro caso el protocolo $VENO. Llamamos a estas predicciones “Speedy” porque son de muy corta duración (hasta unos pocos días) y con una resolución y liquidación muy rápidas.

El comercio de apuestas mutuas es muy apreciado, tanto por los jugadores aficionados como por los expertos. Aunque se usa con frecuencia en relación con las carreras de caballos y perros, se puede aplicar a cualquier evento deportivo en el que los competidores finalicen en orden de clasificación u otro evento claro, con resultados mutuamente excluyentes y resuelto de forma independiente.

Dado que no hay probabilidades fijas cuando se realiza una operación de apuestas mutuas, es un desafío utilizar cualquier estrategia comercial. La cantidad de personas que comercian en un evento y la cantidad de personas que predicen correctamente el ganador, determinan los pagos. Los jugadores solo pueden realizar intercambios antes del evento y luego, una vez que se establece el pool, no se realizan más. Al concluir el evento, los pagos se calculan formalmente.

La idea fundamental del sistema de apuestas mutuas es bastante simple. Al igual que en el comercio deportivo tradicional, puedes hacer tus selecciones para un evento deportivo, pero no obtienes cuotas fijas cuando tomas una posición. Tus “probabilidades” estarán determinadas por la composición del pool actual y estas probabilidades se modifican a medida que cambia la composición del pool.

Cada operación de apuestas mutuas realizada en un mercado en particular, se agrega al pool específico para ese mercado. Las posiciones totales se suman después de la conclusión del evento relevante. El dinero del premio se divide entre los jugadores ganadores que tomaron la decisión correcta después de que la “casa” (y en este caso el protocolo) deduzca una comisión.

Por ejemplo, en un evento hipotético que tiene cuatro resultados posibles, cada uno tiene una cierta cantidad de dinero colocada para los mismos:

Por lo tanto, el fondo total de capital negociado en el evento es de $500. Después del inicio del evento, no se pueden abrir más posiciones. Supongamos que después de que se decidió el evento, el resultado ganador fue el Resultado 3 con $100 de posiciones totales. Ahora se calcula el pago, después de deducir la comisión de la plataforma del pool. Por ejemplo, con una tasa de comisión del 8%, el cálculo es: $500 × 0,08 = $40.

Esto deja una cantidad restante de $460 para distribuir entre quienes tomaron una posición en el Resultado 3: $460/$100 = $4,6 por cada $1 negociado. Este pago incluye la posición inicial de $1 más una ganancia adicional de $3,6. Por lo tanto, las probabilidades del Resultado 3 son 3,6 a 1, como fraccionario, o 4,6 como decimal.

Joseph Oller desarrolló el sistema de apuestas mutuas en 1867. Era un hombre de negocios de España que vivió en París la mayor parte de su vida. Oller puso a disposición este tipo de comercio en varios lugares de carreras de caballos en toda Francia. El sistema de apuestas mutuas comenzó a extenderse a otros países como Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y el Reino Unido, con el argumento de que era “más justo”.

El problema principal con el sistema de apuestas mutuas, eran todos los cálculos necesarios que inicialmente se realizaban de forma manual.

El ingeniero australiano George Alfred Julius, resolvió este problema desarrollando lo que él denominó como un totalizador, también conocido como “totalizador automático” o “tote board”, que era una calculadora mecánica especializada.

Fueron ampliamente utilizados en las pistas de carreras de todo el mundo, después de que se instalara el primero en 1913, en el hipódromo de Ellerslie en Auckland, Nueva Zelanda. El primer caso ocurrió en los Estados Unidos en 1927, lo que provocó la apertura del Sportsman’s Park en Cicero, Illinois, y el Arlington Racetrack suburbano en Arlington Park, cerca de Chicago, en 1932.

En Venue One podrás encontrar las predicciones “Speedy”, donde puedes comerciar inicialmente en eventos deportivos y finanzas. Puedes ver la composición y el tamaño del pool actual y, una vez que haces clic en la tarjeta, puedes ver el pago potencial actual tal como está conformado el pool. El comercio está a un clic de distancia.

La misión de Venue One es crear el mejor mercado global de predicciones descentralizadas, utilizando la rápida blockchain de Algorand como nuestro motor principal.

Síguenos en nuestro viaje 👇

Opera en nuestra red de prueba: https://testnet.app.venue.one/

Únete a nuestra comunidad comercial de Discord: http://bit.ly/V1Discord

Se parte de nuestra comunidad global de Telegram: https://t.me/venuemarkets

Síguenos en Twitter: @VenueMarkets

Para obtener más información y para la white lists de “$VENO”, visita: venue.one


Este artículo ha sido escrito originalmente por Venue One, publicado en https://venueone.medium.com/ y traducido por AlgoLatam.

Original Article: https://venueone.medium.com/introducing-speedy-markets-c7af2d1ea5fd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.