Lofty utiliza blockchain para democratizar la inversión en bienes raíces

La gente nos ha preguntado por qué Lofty usa una cadena de bloques en lugar de los enfoques tradicionales para la inversión inmobiliaria fraccionada. A primera vista, puede parecer que una cadena de bloques no es necesaria para el modelo de negocio de Lofty.

Sin embargo, cuando mire debajo del capó verá que el aprovechamiento de blockchain es necesario para que Lofty cumpla su misión de democratizar la inversión en bienes raíces.

Si bien es posible fraccionar la propiedad de bienes raíces sin usar una cadena de bloques, el proceso suele ser engorroso y crea más fricciones para los inversores.

El estilo antiguo: ineficiencias, restricciones, construido para los ricos

La forma tradicional de lograr esto es simplemente dividir una entidad controladora como una LLC en tantas fracciones como se desee y vender esos intereses de propiedad fraccionada a inversores inmobiliarios.

Esto parece similar a lo que hacemos incluso cuando usamos blockchain, pero aquí es donde la similitud se detiene.

Cuando una empresa vende propiedad fraccionada de la manera tradicional, tiene que lidiar con mucho papeleo.

No más papeleo por favor

Cada vez que alguien compra una participación en una LLC de la manera tradicional, ambas partes deben firmar mutuamente un acuerdo de compra y luego la empresa debe actualizar al gobierno, agregando al nuevo propietario como miembro de la entidad subyacente.

Lo mismo ocurre al vender la participación de propiedad de uno. Más papeleo necesita ser firmado y ejecutado.

Luego, el nombre del inversionista debe eliminarse de la lista de miembros de la entidad controladora.

Este proceso no solo lleva tiempo, sino que también requiere que la empresa cuente con un equipo de operaciones administrativo dedicado, esto también significa que el proceso cuesta dinero en forma de salarios.

Los inversores pagan en última instancia las operaciones administrativas

La empresa ahora tiene dos opciones:

Puede absorber este aumento de costos o repercutirlo en sus clientes.

Como es de suponer, una empresa con fines de lucro generalmente transfiere este costo a sus usuarios.

A continuación, la empresa se enfrenta a otro dilema: si quiere que la inversión sea asequible para el inversor común, necesitaría aumentar el número de participaciones en la entidad holding.

Sin embargo, esto supone un aumento en la cantidad de papeleo con el que tiene que lidiar, lo que infla aún más sus operaciones administrativas. Entonces, para combatir este problema, la empresa optaría por reducir el número de intereses disponibles para la compra, lo que hace que cada interés unitario tenga un precio más elevado.

Es por eso que a menudo se ven plataformas de inversión fraccionaria tradicionales que requieren una inversión mínima de US$1,000 a US$50,000.

Dejando a un lado las inversiones mínimas que son altas, las plataformas tradicionales también tienen muchas restricciones y sanciones, vinculadas a largos períodos de retención de inversión mínima.

Si un inversor trata de vender rápidamente o al principio de la inversión, a menudo se le cobran tarifas elevadas por hacerlo antes, o se le reduce una parte de sus ingresos como sanción.

Todo esto se debe a que el trabajo administrativo relacionado con el papeleo es costoso. Imagine a alguien comprando y vendiendo posiciones cientos de veces a la semana.

Serían cientos de tareas administrativas adicionales para un solo usuario.

No hay escasez de nuevas plataformas que utilicen enfoques heredados para la inversión inmobiliaria, pero con una nueva capa de pintura.

Si se mira con atención, encontrará las ineficiencias, restricciones y sanciones mencionadas anteriormente. Como resultado, la mayoría de las personas siguen sin poder participar.

¿Están las empresas con estas políticas realmente “democratizando la inversión inmobiliaria” como afirman?

El nuevo camino: democratizar realmente la inversión inmobiliaria para todos

Por otro lado, Lofty no tiene una oficina administrativa dedicada, porque hemos puesto la propiedad de la entidad holding en la cadena de bloques.

Es un libro de contabilidad público que cualquiera puede consultar y verificar.

Como resultado, puede ver públicamente qué billetera posee, qué propiedad y cuánto de la misma posee esa billetera.

Esto significa que nunca tenemos que actualizar nosotros mismos la pertenencia a la entidad del holding cuando los inversionistas compran o venden sus participaciones de propiedad.

En cambio, los “Acuerdos operativos” de la entidad tenedora, apuntarían a un token específico en una cadena de bloques específica para su información de propiedad.

Si cualquier entidad gubernamental tiene reclamos válidos para solicitar información de propiedad más allá de las direcciones de billetera en la cadena de bloques, podemos generar los nombres de los inversores asociados con las billeteras automáticamente para ellos.

El tiempo y el costo de mano de obra ahorrados por Lofty, sin tener que presentar ningún papeleo para las transacciones de los miembros, significa que podemos pasar estos ahorros a nuestros usuarios.

Esta es una de las razones principales por las que podemos permitir que cualquier persona compre la propiedad de bienes raíces por tan solo $ 50 USD, así como permitirles comprar y vender con la frecuencia que deseen, sin penalizaciones ni altos costos de transacción.

En Lofty, creemos que esto realmente «democratiza la inversión en bienes raíces» y todo gracias al uso de una cadena de bloques.

Marketplace de Lofty te da el control

‍La otra razón por la que Lofty usa blockchain es con fines de gobernanza.

Otras empresas que fraccionan bienes inmuebles para inversores, funcionan mucho más como un REIT o un fondo inmobiliario privado.

Los inversionistas les dan dinero a estas empresas, luego estos fondos se asignan a una canasta de propiedades o a múltiples propiedades individuales, posteriormente el inversionista recibe una parte proporcional de los rendimientos.

Sin embargo, en este modelo el inversor es sólo un socio silencioso.

No pueden decidir cómo se administran las propiedades, quién las gestiona o cuándo deben venderse.

Algunas empresas ni siquiera permiten que sus usuarios dicten en qué propiedades específicas pueden invertir.

En su lugar, los fondos se distribuyen equitativamente entre todas las propiedades en una cartera, incluso si al inversionista solo le gusta y quiere invertir en un subconjunto de la cartera.

Lofty es fundamentalmente diferente

Somos un mercado, lo que significa que simplemente conectamos a compradores y vendedores de bienes raíces. No somos un fondo ni un REIT, no poseemos ni administramos ninguna de las propiedades en nuestro mercado.

En cambio, los inversionistas en las propiedades subyacentes administran sus propias pertenencias a través de nuestro programa de gobierno, donde un token de propiedad equivale a un voto en la gobernanza de la misma.

Cada propiedad tiene una empresa de administración de propiedades externa profesional que trabaja para los inversionistas y se encarga de las reparaciones, la búsqueda de inquilinos y más, todo según las preferencias de los inversionistas.

Nuestro enfoque permite a los inversores la máxima libertad, ellos deciden en qué propiedad específica invertir, cuánto y cómo administrar esa propiedad después de convertirse en copropietarios.

Son los únicos que pueden tomar decisiones de administración con respecto a cómo se gestionan y operan las propiedades, incluido cuándo y cómo realizar el mantenimiento, qué administradores de propiedades externos deben estar a cargo de la misma, cuánto cobrar por el alquiler o cuándo aumentarlo, y mucho más.

Si este programa de gobernanza se construyera sin el uso de una cadena de bloques, requeriría mucho más trabajo e intervención manual por parte de Lofty, lo que aumenta los costos y sacrifica la descentralización.

Ejecutar una votación de gobernanza requeriría que Lofty redactara una votación y luego la enviara a todos sus usuarios en una propiedad determinada.

Sin embargo, para que los usuarios voten con éxito, Lofty necesitará que firmen para los votos, a fin de demostrar que son realmente los que están votando. Luego, Lofty tendría que contar manualmente los mismos, actuando como representante, y luego los resultados se informarían a los miembros.

Esto crea más papeleo y carga de operaciones, lo que significa que el costo debe ser cubierto por Lofty o debe pasarse a los usuarios.

También significa que todos tienen que confiar implícitamente en Lofty para no alterar los votos de ninguna manera. Si bien nunca haríamos esto, el simple hecho de que la pregunta pueda hacerse significa que este proceso es ineficiente.


Este artículo ha sido escrito originalmente por Max Ball, publicado en https://www.lofty.ai y traducido por AlgoLatam.

Original Article: https://www.lofty.ai/blog/why-lofty-uses-blockchain-technology-to-democratize-real-estate-investing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.