Gobernanza de Algorand en manos de los usuarios: la frontera final

Actualmente está en marcha el nuevo programa de gobernanza de Algorand, por medio del cual los usuarios irán teniendo cada vez mayor poder sobre los destinos de la red, algo que reafirma los valores por parte de la blockchain, en avanzar hacia una mayor descentralización real.

Programas en ejecución

La fundación Algorand ha comenzado su historia instaurando programas de recompensas, con el fin de que los usuarios puedan participar de la red y obtener a cambio, una remuneración por dicha participación. Actualmente ha finalizado el programa de “200 M”, dando paso a partir del 1/10/2021 a poder obtener recompensas por el programa de gobernanza. De esta manera, los usuarios no solo se obtendrán mayores beneficios, sino que también, tendrán el poder de tomar decisiones sobre la blockchain.

Este tipo de medidas ha sido posible por el consenso de los participantes en la red, ya que se dispuso a una consulta comunitaria la aplicación del nuevo programa, la cual luego de aprobada, se puso en marcha para ir dando lugar a los mecanismos que harán posible que sean los mismos usuarios, los que participen activamente, no solo como simples tenedores de ALGO’s, sino que tendrán la posibilidad de decidir cuestiones relacionadas a los destinos de Algorand.

De acuerdo a las estimaciones realizadas por los especialistas, los beneficios que obtendrán los usuarios dentro del nuevo programa, no solo les permitirá participar en las decisiones de gobernanza, sino que también, las recompensas a obtener por estas tareas, serán aún mayores que las obtenidas dentro del antiguo programa, por lo cual estas medidas, tendrán un impacto beneficioso para toda la infraestructura de red y comunidad en general.

Descentralización real en marcha

Por cuestiones de seguridad, en cuanto a la infraestructura de la red, al comienzo se dio mayor poder de validación a ciertos actores claves, como ser universidades y diferentes instituciones de renombre, con el fin de evitar actos maliciosos. Actualmente la red está llegando a un nivel de escalamiento, que hace posible descentralizar estas cuestiones, con el objetivo de que sean realmente los usuarios, los que tomen las decisiones referentes a la gobernabilidad.

Este tipo de cuestiones técnicas, han sido tenidas en cuenta desde su lanzamiento por los integrantes del equipo de Algorand, los cuales han planificado la ejecución de un protocolo que permite resolver las problemáticas del llamado “Trilema blockchain”, dotando a esta red, de las características necesarias para poder lograr escalabilidad y descentralización, pero sin descuidar las cuestiones fundamentales de seguridad, requisito inexorable para que una cadena de bloques de este tipo, pueda lograr masividad en el mundo real.

Estos mecanismos no hacen más que reafirmar los valores intrínsecos que los fundadores de Algorand, han tenido en mente desde el preciso momento en que todo fue ideado por la mente brillante de Silvio Micali, en donde se planteó construir una cadena de bloques de nueva generación, resolutiva a los problemas que se encontraban presentes en otro tipo de redes blockchain, donde por medio de la llamada “minería” se produce una gran centralización, y también los costos transaccionales son muy altos.

Los usuarios: el verdadero corazón de la red

Una  blockchian que se centralice demasiado, pierde el verdadero concepto y fundamento por el cual fueron creadas este tipo de redes, ser completamente descentralizadas, para que sean los mismo usuarios los que conformen los nodos, y no exista posibilidad de que se realicen actos maliciosos, mediante el control absoluto de los procedimientos. Es por ello, que los usuarios constituyan el verdadero eje central de la cuestión para lograr sortear estos obstáculos.

Por otro lado, es cierto que cuando una red es muy pequeña, se requieren “validadores” de confianza que garanticen la puesta en marcha, hasta tanto se produzca una escalabilidad suficiente para que la infraestructura, pueda ir siendo gobernada en su totalidad, por los mismos usuarios que la conforman. Algorand, consciente de ello, ha ido dotando constantemente de mayores facultades a los participantes, incluyendo información clara y transparente en sus reportes periódicos.

La puesta en marcha del nuevo programa, demuestra el crecimiento que Algorand ha tenido en tan poco tiempo, a la vez que manifiesta las ideas con respecto a sistemas más democráticos, que permitan una mayor inclusión en sistemas de finanzas descentralizadas, permitiendo el acceso a usuarios de todas las regiones del mundo por igual, construyendo de esta manera, una gran comunidad alrededor de todo el planeta, y brindando cada vez mayor robustez a toda la infraestructura general, para garantizar niveles superiores de seguridad.

Palabras finales

Consideramos que la puesta en marcha de este nuevo programa de gobernanza comunitaria por parte de Algorand, confirma la dirección hacia una verdadera descentralización de esta red blockchain, confirmando su escalabilidad, la cual tiene en cuenta a sus usuarios, brindando recompensas por estas tareas y poniendo las decisiones en sus manos, a la vez que contribuye a generar una mayor seguridad a la infraestructura, apoyándose en su gran comunidad a lo largo y ancho de todo el mundo, la cual se expande día a día, por un futuro mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.