Dequency: licencias musicales impulsadas por herramientas Web3 

El siguiente artículo de opinión proviene de Keatly Haldeman, director ejecutivo de la plataforma de licencias de sincronización musicales Web3 Dequency, y ex director ejecutivo de la editorial de música, sello discográfico y especialista en sincronización Riptide Music Group.

Posibilidades que ofrece Web3

Mucho se ha dicho sobre las emocionantes posibilidades y oportunidades que ofrecen Web3, crypto y blockchain para la industria de la música.

Todavía en sus inicios, hemos visto algunos casos de uso prometedores construidos con esta nueva tecnología: clubes de membresía, intercambio de regalías tokenizadas, venta de entradas, conciertos virtuales, artículos coleccionables y recuerdos digitales.

El sueño es que las organizaciones de gestión colectiva (CMO), los proveedores de servicios digitales (DSP) y las principales compañías de música, adopten estándares compartidos para una base de datos de repertorio global en cadena única y un sistema de pago de contrato inteligente.

Tal estructura permitiría pagos de regalías eficientes y transparentes, reduciendo en gran medida de US$ 500 millones a US$ 2.5 mil millones estimados en regalías que los creadores están perdiendo.

Sorprendentemente, no se habla mucho sobre los proyectos Web3 que apuntan a abordar las ineficiencias con las licencias de sincronización.

Ingresé al mundo de las criptomonedas con experiencia en la industria de la música, más recientemente como CEO en la editorial de música, sello discográfico y especialista en sincronización “Riptide Music Group”. Con los pies firmemente plantados tanto en la música como en Web3, veo cruces emocionantes y oportunidades compartidas entre estos dos sectores.

Las compañías de música tradicional brindan servicios de sincronización, conectando sus catálogos con supervisores de música cuando las producciones tienen el presupuesto para respaldar este proceso que requiere mucha mano de obra.

Sin embargo, cuando se trata de producciones de menor presupuesto y contenido de creadores, donde los departamentos de autorización de música y las altas tarifas de sincronización están fuera del alcance, a menudo las únicas opciones son las plataformas de licencias en línea de autoservicio.

Estas plataformas de sincronización basadas en la web que ofrecen música comercial, actúan como intermediarios entre el titular de los derechos y el licenciatario, pero normalmente imponen precios estandarizados para la música, retienen grandes comisiones y tardan hasta seis meses en pagar a los artistas y propietarios de catálogos que representan. En la mayoría de los casos, se requiere que los titulares de derechos autoricen previamente su música para cualquier uso y se ven obligados cada vez más a adoptar modelos de suscripción de «todo lo que pueda comer».

Como resultado, los artistas establecidos y los catálogos se han abstenido, en gran medida, de hacer que su música esté disponible bajo licencia en línea, reacios a ceder el control a plataformas donde la música puede verse como una mercancía. En consecuencia, la gran mayoría de la música del mundo es inaccesible para los usuarios que luchan por navegar el bizantino sistema de licencias de sincronización tradicional.

“No hemos tenido la tecnología y la infraestructura para proporcionar licencias simples para los usuarios y controles eficientes para los titulares de derechos sobre precios, aprobación y pago. Eso cambia gracias a Web3”.

Afirma Keatly Haldeman.

Evolución tecnológica

Este status quo no se ha establecido de mala fe; simplemente ha evolucionado a partir del hecho de que las licencias de derechos de autor son increíblemente complejas e ineficientes. No hemos tenido la tecnología y la infraestructura para proporcionar licencias simples para los usuarios, así como tampoco controles eficientes para los titulares de derechos sobre precios, aprobación y pago de los mismos.

Eso cambia con Web3. Mediante el uso de contratos inteligentes y pagos criptográficos, podemos reconstruir la experiencia de concesión de licencias en torno al control de los titulares de derechos individuales y las transacciones entre pares sin intermediarios. Al hacerlo, podemos imaginar un sistema en el que los creadores ganen más y se eliminen las barreras para aquellos que no han podido o no han querido trabajar con plataformas de sincronización en línea hasta este momento.

Aquí hay cuatro desarrollos clave que espero ver caracterizar un panorama evolucionado de licencias musicales basadas en blockchain en los próximos años, las cuales beneficiarían a los creadores, propietarios de derechos de autor y usuarios. (Obviamente, mucho de esto es lo que estamos construyendo en Dequency).

  1. Adopción masiva del enrutamiento de regalías componibles: es la capacidad de los propietarios de derechos para redactar contratos inteligentes con interfaces de usuario fáciles de usar. El beneficio no es solo la capacidad de programar cómo se deben dividir los ingresos entre todas las partes que conforman los aspectos visual y musical de un proyecto, sino también la transparencia muy necesaria en torno a los pagos y los propietarios.
  1. Herramientas para facilitar aprobaciones eficientes a los licenciantes: los titulares de derechos más establecidos, que necesitan mantener el control de su uso de sincronización, finalmente podrán hacer que su música esté disponible para la concesión de licencias en línea y desbloquear opciones de música creativa para una nueva ola de licenciatarios.
  1. Protocolos de curación colaborativos: al lanzar un mercado de sincronización abierto y descentralizado, algunos harían preguntas sobre el control de calidad. Los guardianes que se encuentran tradicionalmente en las compañías de música, proporcionan un filtro necesario para que los usuarios encuentren música relevante y de alta calidad. Una avalancha de contenido a medias en cualquier plataforma, podría disuadir a los artistas de mayor calibre y dejar el sistema inutilizable para los licenciatarios. Los sistemas de clasificación impulsados ​​por tokens y de colaboración colectiva pueden resolver este problema, al tiempo que crean un sentido de comunidad, compromisos entre artistas y fanáticos alineados financieramente, además de ser una forma novedosa de descubrir música.
  1. Sistemas eficientes de concesión de licencias y valor compartido para los medios Web3: actualmente no existe un paradigma estándar de concesión de licencias o un puente de pago entre el mundo de la producción Web3 y la industria de la música tradicional para las obras utilizadas en medios audiovisuales, como el arte basado en blockchain, los momentos deportivos, los coleccionables y el metaverso, contenidos, juegos u otros productos digitales. En lugar de una tarifa de sincronización por adelantado, ambas partes pueden beneficiarse de una participación en los ingresos de las ventas primarias y secundarias de estos productos, con pago instantáneo por el uso de música, administrado a través de contratos inteligentes.

El mercado de sincronización de próxima generación, impulsado por herramientas Web3, es una perspectiva emocionante. Los artistas y titulares de derechos de cualquier tamaño podrán poner su música a disposición de los productores audiovisuales, establecer sus condiciones de uso exactas, aprobar el uso y otorgar licencias entre pares con un contrato inteligente autónomo.

Por lo tanto, las oportunidades de licenciar música en línea de manera eficiente, tendrían sentido para cualquier artista y titular de derechos, mientras que los creadores de contenido tendrían acceso instantáneo a una variedad mucho mayor de música del mundo. Eso se traduce en ganancia para todas las partes.


Este artículo ha sido escrito originalmente por Keatly Haldeman, publicado en https://www.musicbusinessworldwide.com y traducido por AlgoLatam.

Original Article: https://www.musicbusinessworldwide.com/a-future-sync-market-powered-by-web3-tools-is-an-exciting-prospect/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.