Potenciales usos para los contratos inteligentes de Algorand

Algorand posee contratos inteligentes de nueva generación, robustos, que pueden ser aprovechados para brindar solución, a un sinfín de problemas en la vida cotidiana y en una amplia cantidad de mercados. En el presente artículo, realizaremos un análisis sobre algunos potenciales usos.

Acuerdos entre personas verificados por blockchain

En la vida diaria, son innumerables las situaciones en las que nos encontramos con la necesidad de realizar un contrato entre personas, para llevar a cabo un determinado acuerdo. Gracias a los contratos inteligentes de Algorand, podemos obtener una herramienta eficaz para realizar un acuerdo entre pares, quedando verificado y garantizado por la tecnología blockchain, de una manera revolucionaria.

Desde una concepción clásica, en lo que acuerdo contractuales se refiere, debemos realizar un contrato con otra persona; luego para darle cierta formalidad y garantía de cumplimento, debemos certificarlo por un escribano o notario, para proceder a su ejecución en caso de incumplimiento de las prestaciones. Mediante el uso de contratos inteligentes, esto se elimina, dado que se cargan las condiciones directamente en el “Smart Contract”, y se verifica su cumplimiento, como así también, la identidad de los contratantes mediante consenso blockchain, para luego ejecutar las prestaciones automáticamente.

En caso de ocurrir cualquier tipo de incumplimiento, se cancela la operación de forma automatizada, sin posibilidad de poder alterar ninguna condición del contrato. Esto brinda un marco extra de seguridad, aún mayor del que existe en la manera tradicional de concretar acuerdos, dado que tanto la prueba del contrato, como de lo estipulado, se encuentra inmerso directamente en la cadena de bloques, lo cual está despertando gran interés por parte del derecho informático.

Utilización en el mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario, es uno de los sectores, en donde mayor usos se puede dar a los contratos inteligentes en particular y a la tecnología blockchain en general, dado que por un lado, podemos utilizar los “Smart Contract” para realizar operaciones, ya sea que estemos hablando de ventas, como de alquileres, y donde se garantiza totalmente las transacciones en la cadena de bloques, sin lugar a dudas ni pleitos innecesarios.

Para la situación referente a la venta de un inmueble, tal como el caso anterior de acuerdos entre personas; las prestaciones se ejecutarán de manera automatizada una vez cumplidas, pero además, la tecnología blockchain en Algorand, nos permite tokenizar el título de propiedad como un NFT, por lo cual podemos obtener este documento de manera digital, con todas las garantías necesarias como propietario, contando con el respaldo de la cadena de bloques, la cual es prácticamente incorruptible.

Otro punto interesante del mercado inmobiliario, es el caso de los alquileres, donde toman también principal importancia los contratos inteligentes, dado que un contrato a plazo de este tipo, puede ejecutarse directamente sobre la cadena, y en caso de finalización del mismo, dar por terminado el acuerdo, regresando la propiedad a su estado anterior, lo cual resulta muy atractivo, tanto para viviendas familiares, como para establecimientos comerciales.

Usos en las transacciones cotidianas y los seguros

La vida cotidiana está repleta de contratos que realizamos, sin darnos cuenta; incluso el primer antecedente desde el punto de vista del derecho informático, que encontramos en este tipo de instrumentos, lo hayamos en las máquinas expendedoras automáticas, tales como las de café. En este caso, una persona, a cambio de una suma determinada, obtiene un producto, pues aquí es donde existe una contratación.

Mediante la tecnología de contratos inteligentes, podemos realizar todo tipo de contrataciones automáticas de forma segura, siendo verificadas por la tecnología blockchain, para que en caso de existir algún inconveniente para con el consumidor, directamente revisar la transacción con las garantías de que no fue adulterada. Un claro ejemplo de estos usos, es el transporte de pasajeros, donde se brinda un servicio que podría respaldarse mediante la cadena de bloques.

Otro caso de uso interesante para esta nueva tecnología, es el referente a los seguros. En este sector, cuando se realiza la contratación de una póliza, se establecen condiciones y cláusulas, para que en caso de ocurrir un siniestro, una compañía responda de manera pecuniaria. Mediante blockchain todos estos procesos se pueden automatizar, para que en caso de ocurrir determinado hecho, directamente se ejecute ese contrato inteligente y se lleve a cabo la indemnización en una cuenta del asegurado, lo cual evita dilaciones y pasos burocráticos innecesarios, además de reducir los costos.

Palabras finales

Como vemos y podemos imaginar, los casos de usos para los contratos inteligentes de Algorand son muchos, incluso aún quedan varios más por descubrir, a medida que esta tecnología se va introduciendo con mayor medida en nuestras vidas. En futuros artículos seguiremos analizando otras opciones y profundizando aún más, en esta maravillosa tecnología que llegó para simplificarse la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.