Algorand: características blockchain para construir el mundo del mañana

Muchas veces en la vorágine de las criptomonedas, se pierde de vista el fondo de la cuestión, que constituye el fundamento principal: la tecnología blockchain. Algorand posee características que la permiten posicionar como una red fundamental para la construcción de un futuro mejor.

Red sin permisos y de código abierto

Algorand es una red completamente inclusiva, dado que es una blockchain sin permisos de participación, por lo cual, cualquier persona interesada en desarrollar sobre su plataforma, puede hacerlo. Esto significa un gran aporte para el desarrollo de un mundo más igualitario, dado que permite el despliegue de proyectos desde las regiones más recónditas del mundo, que están pudiendo ingresar a esta nueva era tecnológica gracias a ello.

Se están facilitando una gran cantidad de herramientas para los desarrolladores, además de incorporarse cada vez mayor número de documentación, que permite capacitarse para poder construir en Algorand con gran facilidad y asesoramiento técnico, por parte de los programadores principales de esta increíble cadena de bloques. Estas cuestiones, están logrando que el ecosistema crezca cada vez más, contribuyendo a una mayor infraestructura.

Algorand es una blockchain de código abierto, en la cual cualquier desarrollador puede tener acceso al código para poder adaptarlo a sus proyectos, incluso recientemente, también ha sido declarada en la misma línea su billetera oficial, donde puede integrarse con seguridad a las aplicaciones de terceros. Siempre es bienvenida una tecnología open source, dado que de esta forma, cualquiera puede inspeccionar el código, lo que significa un respaldo extra de seguridad. 

Amigable con el medio ambiente

Mucho se ha hablado de redes blockchain, al respecto de su impacto con el medio ambiente, pero no se ha tenido en cuenta que existen otro tipo de protocolos que no producen niveles significativos de contaminación. En el caso de Algorand, desde su lanzamiento presenta un protocolo que no conlleva “Minería”, entendiéndose este, como el proceso por medio del cual se generan cálculos matemáticos con el fin de resolver algoritmos, denominándose “prueba de trabajo”.

El protocolo de Algorand, denominado “prueba de participación pura”, no requiere capacidad de computaciones exacerbada, por lo cual es completamente amigable con el medio ambiente. Para funcionar, se genera consenso entre los tenedores de ALGO´s (su token), mediante la conformación de comités al azar, que son los que validan las transacciones. De esta manera, además de no generar contaminación, es una red más inclusiva, donde no se requiere grandes inversiones en hardware para participar.

Esta cuestión, le ha valido ser galardonada como una red “carbono neutral” en este año 2021, por lo cual su bajo impacto ecológico está certificado y garantizado. De esta manera, estamos ante una cadena de bloques que desde sus orígenes ha tenido en cuenta cuestiones que tienen que ver con la construcción de un mundo mejor, es decir, que se produzcan desarrollos, no quiere decir que se deba destruir el planeta y es algo que se celebra.

Cadena de bloques multipropósito

Uno de los fuertes de Algorand, son sus contratos inteligentes de nueva generación, los cuales permiten múltiples desarrollos sobre su cadena de bloques, con el fin de expandir proyectos que requieran realizar acuerdos entre partes. Esto está permitiendo proyectos de lo más variado, que van desde notarización de documentos digitales, hasta tokenización y operaciones con bienes raíces, atravesando un amplio espectro de posibilidades.

Esta blockchain resulta ideal para proyectos que tengan que ver con seguimiento de productos y pagos transfronterizos, dado que está dotada de una velocidad sin precedentes y finalidad asegurada para sus transacciones, sin posibilidad de bifurcaciones. Además de contar con costos operacionales realmente muy bajos, puede ser adaptada para todo tipo de industrias, incluyendo las pequeñas y medianas empresas, con posibilidad de operar en todo el mundo, sin fronteras físicas.

Actualmente estamos transitando una verdadera revolución referente a los NFT (tokens no fungibles), siendo Algorand un marco ideal para su desarrollo, dado que presenta características únicas para ello, gracias a sus activos estándar (ASA). Actualmente son muchos los proyectos que se están nutriendo de ello, por ejemplo, desplegar sobre la red proyectos que tienen que ver con mercados de arte digital tokenizado, lo cual está acercando a los creadores con su público, entre otros.

Conclusión final

Como surge del presente artículo, la red Algorand no pierde de vista la importancia de toda esta revolución tecnológica, que es el desarrollo de una tecnología disruptiva que ha llegado para contribuir a la construcción de un mundo más equitativo, posibilitando la expansión en todo el mundo. Esta cadena de bloques, posee las características necesarias para dar mayor equidad en términos tecnológicos, a millones de comunidades a lo largo y ancho de todo el planeta, sin generar perjuicios en el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.