Análisis de Algoracle sobre la web 3.0

La Web 3.0 incluirá oráculos para cadenas de bloques, contratos inteligentes, juegos y comunicación entre aplicaciones descentralizadas (dApps). Las redes blockchain de capa-2, dan paso a toda una nueva era.

Hacia un nuevo horizonte

A medida que web3 evoluciona, está claro que las soluciones de capa 2 serán fundamentales para su adopción. La funcionalidad compleja en aplicaciones descentralizadas (dApps), ahora requiere más que solo contratos inteligentes. Además, la generación actual de redes Oracle descentralizadas solo admite una operación de capa 2: datos en cadena a través de una API externa. Si somos honestos, eso es bastante limitante.

Aquí están las buenas noticias; podemos cambiar eso al ampliar la funcionalidad de estas redes y combinarlas en una única solución de capa 2; las aplicaciones descentralizadas pueden acceder a las funciones que requieren sin tener que administrar múltiples saldos de tokens, integrarse con múltiples protocolos o depender de diversos servicios con diferentes grados de centralización.

En este artículo abordaremos la evolución de Internet, examinaremos dos casos de uso de las soluciones de Oracle de capa 2 en la cadena de bloques de los juegos y la comunicación dApps, además de analizar algunos de los desafíos de la web 3.0.

Evolución de Internet: Web 1.0, 2.0 y 3.0

Internet 1.0

Web 1.0 combinó dos grandes inventos: el lenguaje de marcado de hipertexto (HTML) que utiliza HTTP (protocolo de transferencia de hipertexto) y el localizador uniforme de recursos (URL) que es la dirección de Internet donde reside HTML. La mayoría de la gente no sabía cómo usar Internet hasta que hubo un esfuerzo comercial para proporcionar una búsqueda frontal. A mediados de la década de 1990 vio la introducción de los primeros motores de búsqueda ampliamente utilizados de Netscape, Yahoo y otros tantos antes de que Google se hiciera cargo.

Web 2.0

La palabra de moda de la Web 2.0 era «interactiva», a diferencia de las páginas web «estáticas» de la Web 1.0.

Tim O’Reilly y Dale Dougherty definieron Web 2.0 en 2004 como una actualización de Internet de lectura y escritura que nos trajo grupos de noticias, foros y sitios multimedia populares como YouTube.

El teléfono inteligente aceleró la evolución de la web hacia la corriente principal. Ahora que cada teléfono tenía su propia conexión a Internet, «navegar por la web» ya no se limitaba al escritorio. «La red» ahora podría seguir a los usuarios de la web donde quiera que vayan.

Esto marcó el comienzo de las redes sociales, los blogs y los servidores masivos de datos en la nube de hoy en día, así como el dominio de los grandes gigantes tecnológicos como Amazon, Apple, Facebook (ahora Meta), Google y el legado continuo de Microsoft, lo que eventualmente llevó a empresas radicales y disruptivas como Uber y Airbnb.

Desde entonces, estas poderosas corporaciones han hecho fortunas mediante el estudio de nuestro comportamiento social, y la gran tecnología ha pasado a significar grandes datos y grandes ventas. Con frecuencia controlan nuestras opiniones, nos castigan cuando no nos conformamos y eliminan nuestras cuentas si nuestras creencias no encajan en el molde.

La privacidad, la censura y la reventa de nuestra información personal se han convertido en subproductos distópicos de la Web 2.0. Hoy en día, Internet sufre el statu quo, en el que surgen empresas nuevas y poderosas solo para reemplazar a la vieja guardia.

Internet 3.0

Web 3.0 se asocia con una plétora de términos y conceptos. Las siguientes son algunas de las características clave más importantes:

  • Descentralización, incluidas las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO) y las finanzas descentralizadas (DeFi).
  • Blockchain o el libro mayor distribuido.
  • Inmutabilidad.
  • Sin confianza.
  • Resistencia a la censura.
  • Tokenización.
  • Metaverso.

Web 3.0 surgió de la necesidad de hacer valer nuestras libertades más fundamentales en línea. Es nuestra inspiración tecnológica, nacida de las dificultades de la Web 2.0, en la que la centralización supone una amenaza para todos nosotros.

El cofundador de Ethereum, Gavin Wood, acuñó el término Web 3.0, también conocido como Web3. Según Cointelegraph, su visión implica ir más allá de las naciones, las fronteras y los límites políticos. En una entrevista con Wired.com, Gavin Wood enfatizó la necesidad crítica de criptografía, que pueda reemplazar nuestra confianza en plataformas de terceros con confiabilidad creíble en matemática, encriptación y privacidad.

Esta nueva Internet, a menudo denominada web semántica, se basa en tecnologías web descentralizadas y se integra profundamente en nuestra vida diaria, mientras que la Internet de las cosas (IoT) significa que todos nuestros dispositivos conectados a Internet, desde el refrigerador de la cocina hasta el auto en el garaje, interactúa en línea con una inteligencia coordinada, haciendo nuestras vidas más fáciles de manejar.

En la Web 3.0, el aprendizaje automático se utiliza para comprender nuestras búsquedas, coordinar nuestros dispositivos y mejorar las funciones en servicio de los conocimientos de nuestro uso de Internet. La Web 3.0 incluye contratos inteligentes y soluciones de capa 2, y si tiene éxito, será el avance tecnológico más importante desde Internet.

Web 3.0: Contratos Inteligentes y Soluciones de Capa 2

Nick Szabo, un criptógrafo y programador estadounidense, describió el principio de los contratos inteligentes en 1996, mucho antes de que existiera la tecnología blockchain. Los contratos inteligentes, según la definición de Szabo, son protocolos digitales de transferencia de información que utilizan algoritmos matemáticos para ejecutar automáticamente una transacción, una vez que se cumplen las condiciones establecidas y que controlan completamente el proceso. Esta definición, que se adelantó más de diez años a su tiempo, sigue vigente hoy en día.

La primera criptomoneda, Bitcoin, debutó en 2008, basada en la revolucionaria tecnología blockchain, que anteriormente carecía de un libro mayor descentralizado. La cadena de bloques de Bitcoin no permite que se prescriban parámetros para concluir una transacción en un nuevo bloque, porque solo contiene información de la transacción. No obstante, la llegada de la tecnología impulsó el desarrollo de contratos inteligentes. Después de cinco años, la plataforma blockchain Ethereum permitió el uso práctico de los contratos inteligentes. Hoy en día, el ecosistema ofrece una gran cantidad de plataformas para el uso de contratos inteligentes, pero Ethereum sigue siendo una de las más populares.

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

Los desarrolladores codifican contratos inteligentes con las entradas de datos, instrucciones y medidas de seguridad necesarias. Luego se implementan y cifran en una cadena de bloques de contrato inteligente como Ethereum. En espera del cumplimiento de ciertas condiciones, el contrato inteligente actuará (ejecutará) de acuerdo con las instrucciones del desarrollador.

Los contratos también pueden invocar otros contratos y todas las transacciones son visibles en la cadena de bloques. Estas transacciones de contratos son inmutables y no se pueden cambiar una vez que se han registrado en una red, lo que brinda un alto nivel de seguridad.

Los casos de uso de contratos inteligentes incluyen la asistencia en el cumplimiento de pedidos, la identificación de pagos, liquidación de reclamaciones de seguros y la definición de acciones del mercado financiero.

¿Cómo funciona un oráculo?

Contrariamente a la creencia popular, los oráculos de blockchain no son fuentes de datos externas. En su lugar, sirven como una capa que facilita la consulta, verificación y autenticación de otras fuentes de datos. Luego, el oráculo comunica la información en un formato que la cadena de bloques entiende. Oracles puede transmitir datos en una variedad de formatos, incluidas lecturas de temperatura de sensores, información de precios o detalles sobre una transacción completa.

Es fundamental invocar un contrato inteligente e invertir recursos de red para recopilar datos de varias fuentes. Además, algunos oráculos brindan funcionalidad para transmitir información a contratos inteligentes y para transmitir datos a fuentes externas. La arquitectura de un oráculo de cadena de bloques depende mucho del contexto, lo que valida la existencia de múltiples variaciones.

Caso de uso 1: Oracles y Blockchain Gaming

La aleatoriedad es un término empleado en los juegos tradicionales y de blockchain, asegura que los juegos se desarrollen de manera diferente cada vez. Desafortunadamente, esto no es óptimo para el cálculo en cadena. Cualquier juego que se base en la generación de números aleatorios (RNG) deberá solicitar un enrutamiento y reenvío virtual (VRF) para crear estos números aleatorios. Esto se logra fácilmente, al hacer que la red de Oracle sea independiente de las tareas, lo que permite inyectar aleatoriedad en la cadena a través de la misma interfaz que otros datos.

Aparte de la aleatoriedad, la lógica del juego puede ser infinitamente complicada. Esto no es saludable para los contratos inteligentes en cadena, ya que la ejecución del código en la capa 1 impone restricciones computacionales estrictas y puede ser más difícil de implementar para casos de uso complejos que los lenguajes de programación estándar de alto nivel. Con frecuencia, esto da como resultado que la lógica del juego se ejecute en configuraciones centralizadas de capa 2, frustrando el objetivo de ejecutarse en la cadena de bloques en primer lugar.

Así como una red Oracle descentralizada puede ofrecer datos o números aleatorios de una manera totalmente segura, una arquitectura agnóstica de tareas también puede proporcionar el resultado de una complicada lógica de capa 2 en la cadena, de una manera totalmente segura.

Caso de uso 2: Oracles y comunicación dApp

La generación actual de redes Oracle se centra en el flujo de datos sin confianza en una sola dirección: hacia la cadena de bloques. ¿Qué pasa si queremos recibir eventos y notificaciones push de la actividad en cadena al mundo exterior? Esto sería factible con un servicio centralizado; sin embargo, la comunicación centralizada entre sistemas descentralizados no tiene sentido para la mayoría de las aplicaciones. En cambio, sería ideal si pudiéramos usar la misma red descentralizada que facilita la comunicación desde el mundo exterior a la cadena de bloques, para permitir también la comunicación desde la blockchain al mundo exterior, proporcionando una plataforma completa con una interfaz uniforme para el flujo de datos bidireccional.

Algunos casos de uso que inmediatamente vienen a la mente: enviar una notificación al usuario cuando su NFT se vende en un mercado, notificar a un participante de DeFi sobre las fluctuaciones en la valoración de su inversión, permitir la comunicación e integración entre dApps, invocar una acción en otra cadena de bloques en respuesta a un evento en Algorand. Todo esto podría hacerse sin confianza, utilizando una interfaz común y con la tecnología de un solo token.

Desafíos con Web 3.0, Oracles y el futuro de la Web

No hay duda de que Internet está al borde de una gran transformación. Se ha establecido la hoja de ruta de la Web 3.0, pero ahora es el momento de que los nuevos líderes de la industria descubran soluciones innovadoras para los problemas que enfrentamos.

Se necesitan innovadores conscientes de la privacidad, soluciones de vanguardia para hacer que los gráficos frontales sean más fáciles de entender a los usuarios de Internet menos expertos en tecnología, y rampas de acceso más simples para desmitificar experiencias de usuario completamente nuevas. Pero lo que es más importante, existe la necesidad de maximizar lo que ya tenemos, que incluye soluciones de capa 2 y oráculos de cadena de bloques descentralizados. Algoracle.ai es uno de estos proyectos que allana el camino para una Internet más descentralizada.

Y si bien se necesitan expertos en aprendizaje automático, inteligencia artificial y economías tokenizadas, existe la necesidad de educar a las masas sobre la responsabilidad personal de administrar cuentas cifradas.


Este artículo ha sido escrito originalmente por Algoracle, publicado en https://www.algoracle.ai y traducido por AlgoLatam.

Original Article: https://www.algoracle.ai/post/web-3-0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.